Imagínate que bajas al garaje, entras al coche, introduces la llave en el contacto, arrancas... ¡y nada! Tu automóvil no se enciende. Cuando fallan las baterías de coches en Mungia, es necesario acudir a los mejores profesionales capaces de ayudarte.

Ahora bien, ¿conoces la historia de estos componentes automovilísticos? No todos los expertos en baterías de coches en Mungia pueden contarte cuáles han sido los hitos en la evolución de este elemento imprescindible en los coches actuales.

¿Sabías que los primeros antecedentes se remontan al año 250 a. C.? A principios del siglo XX se encontraron en Irak unas vasijas de barro, de esta época, que incluían distintos cilindros de cobre y una barra de hierro, completamente corroída. Las investigaciones realizadas permitieron interpretar que se trataba de una batería que, probablemente, era utilizada en labores de orfebrería y joyería.

Hay que esperar unos cuantos siglos hasta encontrar la principal precursora de las baterías modernas: la llamada pila de Volta, inventada en 1800 por el italiano Alessandro Volta.

A partir de este momento, la investigación evolucionó progresivamente y los logros se fueron sucediendo de una manera muchísimo más rápida. En 1860, el galo Gaston Plante creó la primera batería de plomo ácido. Un siglo después, la gran novedad fueron las baterías alemanas a prueba de derrames, que utilizaban un tipo de gel para evitar este problema.

A finales del siglo pasado, entre las décadas de los 70 y los 80, se perfeccionaron estas baterías hasta elaborarlas con malla de fibra de vidrio absorbente, las cuales aportaron mayor potencia y durabilidad a sus antecesoras.

La última gran evolución son las baterías para vehículos eléctricos e híbridos, que han abierto la puerta definitivamente a un nuevo ámbito de innovación tecnológica en este campo.

¿Quieres acertar con la elección de tu taller? Llámanos. En RECAMBIOS Y ACCESORIOS MUNGIA te garantizamos un servicio óptimo.