Es algo que no falla casi nunca; ves un juego de cadenas en una tienda de recambios de automóvil en Mungia y pensamos vaya tontería de inversión. Luego llega un temporal, nos pilla sin cadenas y nos acordamos de aquel momento de confusión.

Es inevitable, siempre pensamos que no nos va a pasar hasta que nos pasa y no estamos en ninguna tienda de recambios de automóvil en Mungia ni tenemos una cerca para poder acercarnos a por un juego de cadenas.

Pero si realmente las tuviéramos; ¿Sabríamos poner las cadenas? Porque claro, si tenemos las cadenas, pero no sabemos ponerlas… en ese caso nos va a dar un poco igual tenerlas o no.

De acuerdo, comencemos por el origen de las mismas. Se idearon en el año 1904 y en realidad desde aquella han tenido más bien pocas variaciones en su diseño. Han de montarse en las ruedas tractoras del vehículo, que son las que reciben la potencia del motor; ya sean estas las delanteras o las traseras.

Las cadenas modernas de tela son muy sencillas de colocar, puesto que básicamente es colocarle un abrigo a cada rueda y luego realizar unos ligeros ajustes. El problema está en las de toda la vida, las de eslabones.

Las cadenas de metal debemos extenderlas primero ante la rueda. Así verificaremos que no se han enrollado los eslabones entre sí. Después debemos colocar la cadena desde la parte superior y tensarla con el cable de acero que debe pasar tras la llanta hasta engancharlo en el mecanismo.

Tras estos primeros pasos deberemos seguir extendiendo la cadena por toda la banda de rodadura, tras lo cual moveremos hacia delante ligeramente el vehículo para que monte sobre la cadena.

Una vez hecho esto te resultara sencillo terminar de colocar los tensores y finalizar la colocación de la cadena. Si no lo ves sencillo consúltanos, en RECAMBIOS Y ACCESORIOS MUNGIA te ayudaremos.